Studio Niia | Lanzarote
527
page-template-default,page,page-id-527,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Lanzarote

EL MANTIAL DE ARRECIFE
VIVERO MUSICAL

SITUACIÓN ACTUAL – DESIERTO

 

El proyecto se sitúa entre los barrios de Argana Alta y Maneje, al límite del núcleo urbano de Arrecife y la zona rural. Se trata de un área donde se entremezclan el uso residencial y el industrial con grandes vacíos urbanos. Es una zona sin servicios, zonas comerciales, falta de actividad, deprimida, aislada y desconectada del núcleo principal de la ciudad de Arrecife.

 

El edificio que se propone como base de la intervención, que se encuentra en una gran explanada,  es un antiguo depósito que suministraba agua a la ciudad de Arrecife y que desde hace unas décadas se encuentra en desuso.

 

El emplazamiento forma parte de un proyecto urbanístico ambicioso de gran valor que pretende transformar esta zona a través de varias actuaciones: centro de artes plásticas, parque y zonas verdes, deportes extremos y huertos urbanos.

 

Por todo ello podemos decir que este ámbito es lo más semejante a un DESIERTO. Sin embargo, tenemos una fuente de vida: el depósito de agua. El vivero musical que será el MANANTIAL de agua que dará vida al OASIS CULTURAL.

 

MANTIAL – PROPUESTA VIVERO

 

El proyecto no pretende ser solamente una solución a la falta de espacios musicales de la Isla de Lanzarote sino que busca ir más allá: Reconectar el depósito aislado con la cuidad usando la cultura como hilo conductor y aspirando a dinamizar la zona deprimida como un manantial de agua en el desierto.

 

Esto se consigue gracias a la construcción de una cubierta habitable unitaria que permite organizar el programa en dos plantas así como la creación de una gran plaza exterior.

 

El proyecto pretende:

 

– Recuperar la memoria del depósito.
– Ofrecer espacios adaptables a diferentes usos.
– Construir con bajo coste económico y con agilidad.
– Disponer de un espacio público de gran amplitud, la plaza exterior, para espectáculos.

 

OASIS – PROPUESTA URBANÍSTICA

 

El manantial en un futuro formará parte de a un oasis cultural. La zona verde y parque se plantean como una articulación entre los diferentes usos. La vegetación entra en la parcela creando una fachada verde para la plaza del vivero.

Arquitectos: Studio NiiA + Adriá Marrasé

 

Organizador: Re-thinking

 

Año: 2017